Saltar al contenido

«Algo está saliendo de mí» – Da a luz en el baño de su trabajo sin saber que estaba embarazada

Lidiane Cardoso trabaja como ayudante de cocina en un restaurante ubicado en la calle Apodi, en la ciudad de Natal. Día tras día, cumple con sus funciones de manera ejemplar, pero el 15 de diciembre comenzó a sentir fuertes dolores, alrededor de las 2 p.m., y fue al baño.

La mujer sangraba y gritaba mucho. Preocupado, el dueño del establecimiento, Paulo Cortez, llamó a la empresaria Lúcia Dantas, su exmujer, que tiene otro restaurante en la misma calle, para que lo ayude.

Tal como vivió una mujer brasileña de 37 años de edad, quien no tenía idea de que se encontraba embarazada.

Cuando terminó el horario de oficina, ya había almorzado. Estaba a punto de darse una ducha. Fue al baño y allí sintió dolor ”, dijo Paulo. Lucía le llevó a Lidiane los primeros auxilios: extendió una toalla en el piso del baño y, con la mujer acostada, notó que la existencia del bebé cobraba vida con todas sus fuerzas.

“Algo está saliendo de mí”, dijo Lidiane. La empresaria ayudó a dar a luz y, sin duda, este evento fue la mayor emoción de su vida. Era algo que nunca imaginó que experimentaría.

La empresaria también relató la sorpresa de Lidiane cuando se enteró de que tenía un bebé. Inmediatamente comenzó a llorar, ya que no sabía que estaba embarazada y mucho menos que ese día se convertiría en madre de una niña.

Después de lo sucedido, el jefe y dueño del restaurante considera que es un regalo que Dios les tenía reservado en Navidad, porque el hecho de que naciera un bebé tan cerca de ellos es algo muy especial.

El equipo del hospital estima que Lidiane tenía 37 semanas de embarazo. El bebé pesaba 3 kg y aún no se le ha dado un nombre. Sin duda, el nacimiento será un acontecimiento inolvidable en 2020, sobre todo porque nació el mismo día que el otro hijo de 15 años de Lidiane, llamado Antônio.