Skip to content

BEBÉ RECIÉN NACIDA SE ESTIRA Y CUANDO EL MÉDICO VE ESTE DETALLE DICE: «NO ME LO PUEDO CREER»

Su mamá no podía creer cuando vio a su hija estirarse, era algo tan especial que la hizo llorar.

Sara, de 28 años, y Rob, de 30, se conocieron mientras estudiaban en la universidad, a pesar de tener carreras diferentes, tenían amigos en común que compartían en fiestas y reuniones.

En una de las reuniones a las que asistieron se produjo entre ellos la chispa que fue muy difícil de apagar y por eso ha pasado el tiempo y esta pareja sigue amándose como si fuera la primera vez. Una y otra vez, la vida puede dar un giro de 360 ​​° completamente cambiante, por lo que esta pareja tuvo que pasar.

cuando llegó a casa como siempre, sintió un fuerte dolor en el pecho, siendo un dolor de fuerte intensidad que solo le permitió llamar al médico, las sirenas se activaron a gran volumen para trasladar a Sarah al hospital.

 

La llevaron directamente al quirófano donde se sometió a tratamiento médico de emergencia, seguido de una cirugía exploratoria.

Su esposo, Rob, se sentó a su lado, mientras ella se llenaba de lágrimas. Cuando Sarah recuperó el conocimiento, se sintió aliviado.

Su alegría duró poco tiempo, cuando se enteró de que algo andaba mal, debido a un grave problema cardíaco, ya era demasiado tarde cuando los médicos se dieron cuenta de que parte de su corazón estaba muerto.

Su corazón se vio gravemente afectado por estar parcialmente débil, agotándose mucho más rápido, recomendando evitar el esfuerzo físico pesado, para evitar que su corazón muriera por completo.ç

Escuchar estas palabras del médico los hizo sentir como un mal presentimiento en lugar de un consejo del lado médico, a pesar de esta mala noticia, Sarah tomó la decisión de mejorar la condición de su vida.

Cuando llegó a casa, las tareas se estaban volviendo cada vez más difíciles y necesitaba la ayuda de Rob para hacerlas.

El corazón de Sarah mejoró lentamente hasta que se acostumbró a las tareas más pesadas. Poco a poco, retomó una vida normal.

Hasta que el día que empezaron las náuseas y decidieron ir al médico, tenía síntomas que no eran propios de su condición, hasta que luego de la valoración, el médico les dio una noticia que los hará muy felices, serán padre y madre en Unos pocos meses.

Todo iba muy bien, Sarah, estaba acostada en la cama del hospital y bromeaba, todo para alejar el dolor de las contracciones como si no le doliera desde que finalmente iba a conocer a su bebé.

El parto era un peligro para el corazón de Sarah, los equipos a los que Sarah estaba conectada, el equipo médico le dio lo que estaba en su poder para salvarle la vida. Su bebé nació por cesárea. Rob se sintió más tranquilo cuando vio a su hija y su esposa.

La recién nacida se acostó, luego de tomar su leche y el médico descubrió algo impactante, la pequeña tenía una marca en forma de corazón en su pecho. Fue como si se tratara de una transferencia de corazón de una hija a otra. Ser viral, esta hermosa foto en las redes sociales, ser una niña que vino a darle más alegría a la familia.