Skip to content

Por esta razón No se debe felicitar a las chicas este 8 de Marzo.

El 8 de marzo es  una fecha muy especial como el Día Internacional de la Mujer, una fecha en la que se celebra  por  la lucha por la igualdad de género en todo el mundo. Sin embargo, a pesar de la importancia de este día, muchas personas se equivocan al pensar que se trata de un día para felicitar a las mujeres

 

 

En primer lugar, es importante entender que el Día Internacional de la Mujer no se trata de celebrar la belleza o la feminidad de las mujeres, sino de recordar la lucha diaria  de las mujeres por sus derechos y la igualdad de género. El 8 de marzo es una oportunidad para reflexionar sobre las desigualdades y los desafíos que aún tienen las mujeres en todo el mundo.

 

En lugar de felicitar a las mujeres  en su día la  Mujer, podemos  hacer  de este  día para tomar medidas concretas para apoyar la igualdad de género. Esto podría  anexar el apoyo a organizaciones que luchan por los derechos de las mujeres, la participación en protestas pacíficas o la educación de amigos y familiares sobre las desigualdades que enfrentan las mujeres. También podemos reflexionar sobre nuestras propias acciones y prejuicios, y trabajar para ser aliados verdaderos y activos en la lucha por la igualdad de género.

Felicitar a las mujeres en el 8 de marzo  es como  minimiza la importancia del día, sino que también puede ser visto como una muestra de condescendencia.

Las mujeres no necesitan felicitaciones por ser mujeres, necesitan apoyo en su lucha por la igualdad de género y el respeto de sus derechos humanos básicos. Felicitar a las mujeres en este día puede parecer vacío e incluso insultante, especialmente cuando se ignora la realidad de las desigualdades que todavía enfrentan.y el peligro

En conclusión, el Día Internacional de la Mujer es un día importante para reflexionar sobre la lucha de las mujeres por la igualdad de género y para apoyar esa lucha. En lugar de felicitar a las mujeres en este día, debemos tomar medidas concretas para apoyar su lucha, reconocer las desigualdades que aún enfrentan y trabajar juntos para crear un mundo más justo e igualitario para todas las personas.