Saltar al contenido

«Tenía el abdomen plano y la menstruación» – A sus 17 años da a luz sin sospechar de su embarazo

Ser madre es una de las mayores bendiciones y experiencias mágicas de la vida.

Sin embargo, el proceso de gestación de un bebé puede ser tan especial que pasa desapercibido para la propia madre.

Esta es la sorprendente historia de una joven escocesa llamada Siobhan Buchanan que se sintió como toda una vida después de descubrir que no estaba embarazada hasta que se encontró en el momento del parto, a la edad de 17 años.

La joven no presentaba síntomas que la llevaran a creer que estaba embarazada, su barriga nunca creció y todos los meses seguía teniendo su período con regularidad.

Además, siempre había usado protección cuando estaba con su compañero, un militar de su edad llamado Kieran Millar.

“Yo había usado protecciones con mi novio, tenía el vientre plano y menstruaba todos los meses”, dice la joven. Sin que la joven lo esperara, en marzo de 2019, comenzó a tener fuertes dolores mientras estaba en el trabajo. Al día siguiente, ya no pudo aguantar más y tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital.

La madre de Siobhan sospechaba que su hija estaba embarazada debido al cambio notable en su piel, así como a los repentinos antojos de la hija. La había motivado a hacerse dos pruebas de embarazo y ambas resultaron negativas.

Fue en el departamento de salud donde, completamente asombrada, la pequeña se sometió a una ecografía en la que escuchó por primera vez los latidos del corazón de su bebé, dando a luz apenas 10 minutos después, mientras la dilatación que presentaba era demasiado grande.

El bebé nació sano, pesando poco más de 2 kilogramos.

De esta forma, Siobhan dio a luz a un hermoso bebé de ojos brillantes y penetrantes, al que llamó Oscar y del que no se ha separado desde entonces, a pesar de su inesperada llegada. Ahora el pequeño tiene 23 meses y le ha dado a su familia la mayor felicidad.

Después de que nació el bebé, la joven se puso en contacto con Kieran, él pensó que era una broma, hasta que después de 5 días pudo conocer a su hijo personalmente.

Las familias de los dos jóvenes han brindado su apoyo incondicional y aman al bebé con todo su corazón. Ahora Siobhan es una mamá de tiempo completo y disfruta pasar todos los días con su bebé, observando con gran entusiasmo y esperanza su crecimiento, así como cada pequeño logro que logra.