Skip to content

Abuelo defiende a nieto gay y desconoce a su propia hija homofób1ca por echarlo de la casa

«Tienes razón en que tenemos una ‘vergüenza en la familia’, pero nos equivocamos sobre quién es», escribió el abuelo a su propia hija.

El amor está en el aire y todos tenemos derecho a sentirlo y vivir como mejor nos parezca, nadie puede ni debe decirnos cómo amar y a quién amar. Sin embargo, todavía hay personas que creen que cierto tipo de relaciones son “incorrectas” y contra natura, peor aún, deberían ser castigadas.

Las personas que no aceptan la homos3xualidad suelen ser adultos mayores que crecieron con valores sociales muy diferentes, después de tanto tiempo les cuesta abrirse a otras formas de amor. Estamos acostumbrados a pensar que los abuelos rechazarán a sus nietos si descubren que son homos3xuales, pero es todo lo contrario.

Un joven llamado Chad decide revelarle a su madre que es gay sin imaginar su impetuosa reacción. La madre Christine echó a su hijo de la casa en una “vergüenza” y una abominación para la familia.

Pero no esperaba que su padre reaccionara así, no dudó en darle la bienvenida a su nieto y hacerle saber a su hija que lo que hizo fue patético. A través de una desgarradora carta, el hombre regañó a su hija por su lamentable comportamiento, ignorándola, rompiendo lazos y dándole a probar su propia medicina; tal como lo hizo con su hijo.

Chad explicó que la homos3xualidad es un pecado según la Iglesia Católica. Es un acto reprobable preferir estar con otro hombre que con una mujer. “Me echó de la casa porque eso es lo que Jesús quería, o lo que sea, para justificar el llamado religioso que la gente usa para justificar su fanatismo”, dijo Chad a Someecards.

Cuando el abuelo de Chad se enteró de esto, no dudó en escribirle a su hija, señalándole su hipocresía y defendiendo a su nieto; excepto rechazándola, como ella lo hizo con su propia sangre.

“Querida Christine, estoy tan decepcionada de ti como hija. Tienes razón en que tenemos un ‘estigma en la familia’, pero estamos equivocados sobre quién es”, dijo en la carta. Sacar a Chad de tu casa porque te dijo que es gay es realmente “aborrecible” aquí. Un padre que corta los lazos con su hijo es “contra natura”. En todo esto, lo único inteligente que te escucho decir es ‘No criaste a tu hijo para que fuera gay’. Por supuesto que no. Nació así, no lo eligió, igual que eligió zurdo”, continuó el abuelo. “Sin embargo, elegiste ser hiriente, de mente estrecha y retrógrada. Entonces, mientras cortaba los lazos con nuestros hijos, pensé en aprovechar esta oportunidad para despedirme de ti”, sentenció el hombre a su hija. El abuelo copió exactamente los mismos movimientos que Kristin le hizo a su hijo Chad. Rechazarla y “pagar” por todos los insultos que le hizo a su nieto”. Finalmente, concluyó la carta:

«Ahora tengo un fabuloso nieto para criar, y no tengo tiempo para una desgracia sin corazón como hija. Si encuentras tu corazón llámanos».

Afortunadamente, Chad encontró los brazos de un amoroso abuelo que no pensó dos veces en defenderlo y aceptarlo en su hogar. Esperamos que Christine haya aprendido la lección y comience a entender que el amor es amor, sin importar las preferencias y que pronto retome la relación con su hijo y con su padre.