Skip to content

“Descansa Liliana, tu papito te encontró”: Así fue como Pascual halló a su hija en el río Bravo

MATAMOROS.- El amor de un padre es omnipotente, como fue el caso del señor Pascual Márquez García, quien no descansó hasta encontrar el cu3rpo de su hija Liliana de 19 años.

El médico forense trasladó el cu3rpo de Liliana a la m0rgue, pero fue su padre quien rescató el cu3rpo. Algunos héroes no usan capa, sino que buscan hasta encontrar el cuerpo de su hija ahog4da, como Pascual Márquez García.

Este jefe de familia del fraccionamiento Las Brisas se dio a la tarea de conseguir una lancha y recorrer el Río Bravo, exponiendo su propia vida para encontrar el cuerpo de su hija Liliana de 19 años.

Cuando el sistema le dijo que no, se aferró en la búsqueda sin más 4rmas que una lancha llena de agujeros y sus brazos para remar.

Primero encontró la mochila de Liliana, y un grito rompió el silencio en el río, como si estuviera preparándose para lo peor, unos metros después, Liliana estaba con el rostro hacia abajo, y fue observando cuidadosamente, lo amarró por el cuello y lo arrastró hasta la orilla, justo en ese momento, explotó en lágrimas y reclamos, a las autoridades, al río, a la vida.

Si bien aún no se ha determinado qué motivó a la joven a intentar emigrar a Estados Unidos, el hecho tocó una fibra sensible en cada ciudadano que conocía la noticia.

José Manuel, de 14 años, mur1ó en Brownsville mientras conducía una camioneta que se estrelló tras una persecución. Los familiares del adolescente aún buscan la manera de repatriar el cu3rpo, pero la falta de apoyo de las autoridades complica el regreso de los Matamorense. Esta es la segunda vez que ingresa ilegalmente al Valle de Texas y la primera vez que es deportado por las autoridades del país. Su hermana y su madre continuaron la peregrinación para liquidar trámites y obtener el cu3rpo de José Manuel para darle sepultura.

Ambos casos estaban relacionados con salir del municipio y cruzar la frontera para buscar otras oportunidades, pero perdieron la vida en el intento.

Se necesitaron tres horas para trasladar el cu3rpo al médico forense. Descansa en paz Liliana. Liliana y su novio buscaban el sueño americano, lamentablemente no lo consiguieron. Finalmente, antes de llevarse el cu3rpo, su padre le dijo a Liliana: “QEPD Hija, QEPD Mi Amor, tu papá te encontró”.