Skip to content

¿Hasta donde llegan las obligaciones y derechos de un padrastro?

Cuando nos convertimos en padrastros o madrastras, cruzamos una línea emocionalmente desconcertante, enfrentándonos a la incertidumbre de cómo actuar en una posición tan única. Esta situación a menudo da lugar a malentendidos que, a la larga, pueden generar problemas significativos. En esta ocasión, exploraremos este tema delicado y ofreceremos consejos para abordar con éxito el papel del padrastro.

El Papel del Padrastro: Acuerdos y Comunicación Clara

En primer lugar, es fundamental establecer acuerdos  y reglas claras con la madre de los niños involucrados. Incluso si la pareja ha estado unida desde el nacimiento de los niños y se le considera un padre en muchos aspectos, es esencial negociar roles y responsabilidades. Este proceso se vuelve aún más difícil si el padre biológico está presente o ausente, ya que cada situación impactará los derechos y obligaciones del padrastro.

Derechos y Obligaciones del Padrastro:

Según Raising Children Australia, es imperativo que el padrastro verbalice su función. Los niños necesitan escuchar que el padrastro comprende que no reemplazará a su padre y que no intentará ocupar su lugar. Comunicar esta comprensión al padre biológico también es crucial para fomentar el trabajo en equipo. Es esencial expresar a los hijastros la expectativa de que la relación crezca y que puedan contar con el padrastro.

Estudios sugieren que los padrastros deben esforzarse por construir relaciones permisivas con sus hijastros, actuando más como amigos que como figuras parentales. Evitar la disciplina o la «crianza comprometida» convencional al principio puede ser beneficioso. James H. Bray, Ph.D., ex presidente de la Asociación Estadounidense de Psicología, destaca la importancia de que el padrastro establezca una relación antes de asumir un papel disciplinario.

Independientemente de la razón detrás de la nueva relación, ya sea un divorcio, una ruptura o la muerte, un padrastro nunca debe intentar reemplazar al padre biológico del niño. Step-Family Foundation, en Nueva York, destaca la importancia de respetar la necesidad del niño de amar a su otro progenitor, independientemente de las circunstancias pasadas. Aunque los hijastros pueden desarrollar afecto por el padrastro, deben existir límites claros respecto al rol del padrastro.

Educación del Hijastro: Límites y Respeto

JoAnne Pedro-Carroll, Ph.D., psicóloga clínica y autora de «Putting Children First: Proven Parenting Strategies to Help Children Thrive Through Divorce», advierte que un padrastro nunca debe recurrir a consecuencias físicas para disciplinar a un niño. Aplicar castigos físicos puede generar resentimiento, frustración y afectar la autoestima del niño, además de socavar la confianza y el respeto en la nueva familia.

Asumir una Posición de Autoridad: Paciencia y Respeto

Aunque los niños pequeños pueden estar más dispuestos a aceptar la autoridad de un padrastro, los niños en edad escolar y adolescentes a menudo rechazan o serán celos. Expertos sugieren evitar un estilo de crianza autoritario y adoptar un enfoque gradual, actuando más como un amigo que apoya y como un recurso de apoyo para la pareja. La dedicación al desarrollo de una relación con el hijastro es esencial, priorizando el respeto básico y la inversión de tiempo y esfuerzo.