Skip to content

Su padrastro le escribió una nota diaria por 6 años, ella las conservó y se las regaló

“Padre no es el que engendra, sino el que cría” es una frase que puede escucharse muy gastada y en cierto punto repetitiva, hasta que llega alguien y le da significado. Como es el caso de Brian Sandusky, un padrastro que hizo la diferencia y es la máxima representación de que no es requisito llevar la misma sangre para ser llamado “papá”.

La historia de Brian Sandusky y su hijastra Sophia Wilcox empieza cuando por medio de su cuenta de Twitter, Sophia ha compartido un video de la reacción de su padrastro al abrir el obsequio que le preparó por el Día del Padre.

Si en algo podemos estar de acuerdo es que los días en la secundaria pueden ser algo duros y Brian lo sabía, por eso que buscó la manera de alentar a Sophia en su paso por esa difícil etapa. Para reforzar la moral y confianza en su hijastra, Brian optó por dejar todos los días pequeñas notas con frases motivadoras y de apoyo en la puerta de su habitación.

Quería alentarla y que se sintiera apoyada en cada desafío que tuviera que enfrentar.

-Brian

Brian nunca hubiera soñado que Sophia atesoró y guardó todas esas notas para usarlas más adelante con un fácil objetivo: ofrecerle un obsequio que fuera algo más que un sencillo “gracias”.

La ocasión perfecta para recompensar tantos años de amor y cuidado llegó, así que Sophia eligió el Día del Padre para entregarle ese regalo tan especial a Brian.

El obsequio consistía en un marco que tenía dentro todas esas notas adhesivas que su padre solía escribirle todos los días seis años atrás, acompañadas de una foto juntos.

A lo largo de la secundaria, mi padrastro solía dejarme una nota en mi puerta día tras días para inspirarme. Bueno, conserve esas notas y pasaron seis años desde ese momento. Hoy le devolví esas notas.

-Sophia

Sophia quiso inmortalizar el instante grabando la reacción de su padrastro al recibir su obsequio. Cuando vio que su hija conservó todos sus mensajes, Brian se conmovió tanto que no ha podido contener las lágrimas.

Estas son todas tus notas. Las conserve todas. ¡Te amo!

No te pierdas este emotivo momento:

Una prueba más de que un padre no es el que engendra, sino que el que te protege y apoya con todo su amor.